Digital Fishphones Blockfish

blockfish

Beitenhetwil

Sin duda una de las leyendas entre los VST gratuitos. BLOCKFISH es de gran factura, ya que su desarrollador Sascha Eversmeier es el responsable de varios efectos del programa Samplitude, entre ellos el simulador de amplificador Vandal y varios plugins de dinámica BLOCKFISH forma parte de los plugins “Filetes de Pescado” o Fish Fillets, entre los que están SPITFISH y FLOORFISH. El primero considerado por muchos como el más usable de los de-essers del mundo del freeware y aun de los de pago. BLOCKFISH, entre la cantidad de opciones de compresores free, no todos de tan buena calidad, representa lo que muchos llaman como un procesador de dinámica con carácter. Con lo que se quiere decir que un procesador de audio no es precisamente transparente sino que entrega al sonido un distintivo único. Esto lo sitúa en un lugar separado de los demás compresores en el sentido de que no es transparente con el sonido que pasa a través de él. Se suman a este hecho las opciones de saturación y los modos que simulan las circuiterías VCA y Opto que dan al plugin todavía más carácter. Si usas Complex su carácter se duplica, ya que esta opción lo que hace es volver a BLOCKFISH un compresor dual, apto para manipulación dinámica en buses. BLOCKFISH es un todo terreno, disponible hace bastantes años para MAC y Windows. En su interfaz se encuentra el botón COMPRESSION, a la manera de un control One-Knob, que además de cambios en la compresión tiene embebido el control automático de ganancia o Auto Make Up Gain. No tiene ajustes para ataque y relajación (attack y release) sino el control Response que da acceso a estos parámetros temporales desde rápido a lento. Desvelando su aparente simple interfaz, se puede abrir con el deslizador “open” otras opciones. Estas son las de air para frecuencia y su nivel, que permiten obtener una especie de compensación a la alteración en ocasiones indeseable en frecuencias altas inherente a la compresión. Igualmente la opción de corte a bajas frecuencias recomendada por Sascha para efectos en la compresión de instrumentos de baja frecuencia como el bajo. Esta disponible en el control low cut freq. La memoria para la circuitería “opto memory” es recomendable para una compresión más natural manipulando con este artefactos propios de un compresor óptico. Los controles sat emph freq y dynamic sat ofrecen manipulación en frecuencia y dinámica a la saturación sobre la señal. Gran plugin, gran estabilidad y una garantía de buen sonido sobre todo para la dinámica de pistas individuales, aunque también muy usado en buses y masterización.

 Endre

Igual que el resto de plugins del fabricante e incluso el mismo sitio web, este compresor puede presumir de un aspecto gráfico atractivo y bien cuidado. Evidentemente esto no influye en el sonido, pero se agradece que los desarrolladores inviertan tiempo para ofrecer un acabado visual de calidad que, a mi juicio, terminará influyendo en el estado de ánimo durante la mezcla. Todos nos hemos quejado en alguna ocasión de lo cansados que podemos acabar tras una sesión con unas herramientas de aspecto antipático y poco intuitivo. Y aunque Blockfish podría incluir una pantalla para controlar el proceso, no cabe duda que su apariencia elegante es un valor que provoca simpatías; al menos la de quien escribe estas líneas. Otra cosa es su utilidad como herramienta, en cuyo caso nos importan poco las virtudes gráficas, pero hay que reconocer que este compresor cumple bien su cometido y es un buen apoyo en nuestro equipo. El autor comenta que tiene “mordiente” y que hay que domesticarlo un poco para conseguir resultados satisfactorios. Esto es por la arquitectura interna, que difiere de lo que normalmente estamos acostumbrados. Carece de parámetros como ataque, ratio o umbral; en su lugar el autor presenta un esquema audaz. En primer lugar puede elegirse entre una compresión opto-eléctrica (con ataque y relajación más lentos debido a su circuitería lumínica) y VCA (de respuesta rápida y mayor precisión y solidez en las curvas de transferencia). Obviamente, el primer tipo de compresión añade cierto color al sonido por sus limitaciones, pero esto no es una desventaja, sino simplemente una opción a tener en cuenta dado el resultado que persigamos. Luego aparecen dos botones: uno para activar un filtro de bajas frecuencias (y así evitar que sonidos complejos, sufran artefactos en su zona de graves) y otro para darle “aire” (porque con las compresiones severas, el sonido acaba debilitado y falto de músculo, de manera que éste control añade un poco de dinámica a la gama de altas frecuencias en relación a la cantidad de compresión utilizada, lo que puede apreciarse como cierto brillo, que funciona bien con pistas vocales por ejemplo).
El parámetro “maquillaje” (make-up) es automático, pero existe un botón para aumentar o reducir la señal de salida en caso que necesitemos compensarla hasta 6db. También pueden añadirse armónicos mediante un botón de saturación analógica para enriquecer la señal.
Los dos botones de mayor tamaño corresponden a la cantidad de compresión (el autor dice que podría entenderse como el umbral y ratio de los compresores convencionales, pero no es realmente así dada la arquitectura de blockfish) y la respuesta (mayor o menor velocidad de ataque y relajación).Existen unos ajustes adicionales que aparecen “abriendo” el panel principal con el botón al uso situado a la izquierda. Son unos botones con el aspecto de interior de un equipo electrónico convencional, que responden a varias utilidades: frecuencia del filtro pasa-bajos, frecuencia del botón “aire”, nivel del “aire”, opto-memory (regula la intensidad del circuito lumínico consiguiendo una respuesta de relajación más lenta a mayor nivel), sat-emph-freq (controla un eq paramétrico de bajas frecuencias que actúa junto con la saturación para dotar o restar énfasis al proceso evitando que aparezca distorsión por intermodulación; a mayor nivel el sonido se hace más grueso y cálido) y finalmente dynamic-sat (hace que el circuito añada saturación de manera dinámica, midiendo los transitorios en cada momento y la reducción de ganancia correspondiente; esto supone una descompresión que añade cierta complejidad al sonido resultante, operando de manera diferente en opto y VCA). Por si todo esto fuera poco, el autor ha incluido una función “complex” que serializa ambos tipos como compresores independientes. Primero tendríamos una compresión opto (suave) y luego otra más rápida y expeditiva (VCA) con los transitorios que la primera no procesara. En este modo, la saturación quedaría entre ambas compresiones, facilitando el proceso de los transitorios y dejando un sonido final sólido y consistente como un “bloque”.

Descarga

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s